Spanish English French
  • Compartir
  • Acerca de

    				


     

    Semblanza

     

     

    Dr. Manuel de Jesús Moguel  Liévano

    Profesor de tiempo completo de la Facultad de Contaduría y Administración C-I de la UNACH.  Miembro del Sistema Nacional de Investigadores Nivel  I; miembro del Sistema Estatal de Investigadores de Chiapas; Perfil Prodep; miembro de la Red Mexicana de investigadores en Estudios Organizacionales,  miembro del Conacyt de evaluadores acreditados, académico certificado por Anfeca.  Doctor en Estudios Organizacionales (UAM-Iztapalapa, 2003).

    Maestro en Educación con Especialidad en Desarrollo Cognitivo (ITESM, Campus Chiapas, 2000); maestro en Administración (UNACH,1999);  licenciado en Administración de Empresas (1983); líder del Cuerpo Académico “Estudios Organizacionales:  vanguardia, cultura, funcionalismo y trabajo”. Cuenta con cuatro libros escritos y más de 50 ponencias en congresos y foros nacionales.

     

     

    Proyecto Académico

    1er. Informe de actividades periodo 2016-2017  

    2do. Informe de actividades periodo 2017-2018

     

    Misión:

    La Facultad de Contaduría y Administración, Campus I, forma de manera integral profesionales en las áreas económico-administrativas y sistemas computacionales; generadores de cambio y mejoramiento continuo, capaces de analizar los problemas de su entorno y de proponer, implantar y evaluar las soluciones a los mismos, con valores éticos y morales de acuerdo a las necesidades de desarrollo científico y tecnológico que demanda la sociedad.

    Visión:

    La Facultad de Contaduría y Administración, Campus I, se constituye como un centro educativo congruente con su entorno, con una planta docente con perfil PROMEP, con un modelo de enseñanza centrado en el alumno, programas acreditados, cuerpos académicos consolidados, y con egresados generadores de cambio y mejoramiento continuo, capaces de analizar los problemas y proponer soluciones, respondiendo a las expectativas de la sociedad.

    Los orígenes de la Facultad de Contaduría y Administración, se remontan al año 1963, cuando en Tuxtla Gutiérrez se funda la Escuela de Técnicos en Contabilidad y Administración, perteneciente al Instituto de Ciencias y Artes de Chiapas (ICACH), en donde se impartía la carrera de Técnico en Contabilidad y Administración; posteriormente, a los tres años de su fundación, en 1966 se independiza de dicho instituto y constituye la base de la Escuela Superior de Comercio y Administración de Chiapas (ESCACH), subsidiada en partes iguales por la federación y el gobierno del estado, impartiendo clases en la antigua Escuela Normal del ICACH y ofertando la licenciatura en Contaduría Pública. En esta institución, la ampliación de la oferta educativa ocurre en dos momentos claves, en 1971, cuando apertura la Licenciatura en Administración de Empresas y en 1974 que inicia a incorporar estudiantes en la Licenciatura en Turismo.

    Al fundarse la Universidad Autónoma de Chiapas, mediante decreto gubernamental de fecha 17 de Abril de 1975; la ESCACH, pasa a formar parte de ésta, con el nombre de Escuela de Contaduría y Administración; iniciando actividades en las instalaciones del Edificio “Maciel”; la oferta educativa inicial constó de las licenciaturas en Contaduría Pública, Administración de Empresas, Relaciones Industriales, Turismo y Desarrollo Agropecuario.

    Posteriormente las Licenciaturas en Turismo y Desarrollo Agropecuario modificaron su denominación, al de Administración de Empresas Turísticas y Administración Agropecuaria, respectivamente. Más adelante, en 1991, por problemas atribuidos a una baja demanda estudiantil, las licenciaturas en Administración Agropecuaria y Relaciones Industriales dejan de impartirse, sin embargo en 1992, en respuesta al creciente auge de las tecnologías se apertura la Licenciatura en Informática Administrativa, que se imparte hasta el año de 1998, cuando es sustituida por la Licenciatura en Sistemas Computacionales.

     

    Respecto a los planes y programas de estudios de licenciatura, una primera y profunda revisión, surge en 1994, cuando se modifican los inicialmente ofertados y se adoptan los planes de estudios recomendados por la Asociación Nacional de Facultades y Escuelas de Contaduría y Administración, (ANFECA) dando como resultado que las licenciaturas en Contaduría, Administración de Empresas y Administración Turística, tuvieran una duración de diez semestres y la de Sistemas Computacionales de nueve semestres.

    Posteriormente, como resultado del trabajo de revisión curricular emprendido en el marco del Proyecto Académico 2002-2006, a partir del ciclo escolar agosto diciembre 2005 inicia la operación de los planes de estudio de las cuatro licenciaturas ofertadas, mismos que incorporan los principales paradigmas que señalan las políticas de educación superior en el país, orientadas hacia modelos curriculares flexibles, centrados en el aprendizaje y en el estudiante.

    En diciembre de 2015 el H. Consejo Universitario aprueba la creación de la Licenciatura en Ingeniería en Desarrollo y Tecnologías de Software (LIDTS), que para tal efecto se llevó a cabo el equipamiento de los laboratorios del área de Sistemas Computacionales con más de 100 computadoras de tecnologías de punta y fortalecen así mismo a la Licenciatura en Sistemas Computacionales. El inicio de LIDTS tuvo lugar durante el ciclo escolar enero-junio de 2016, matriculando en el primer semestre a 55 estudiantes. De tal forma que la Facultad de Contaduría y Administración C-I oferta a la sociedad chiapaneca los siguientes cinco programas educativos de licenciatura: 

    • Contaduría
    • Administración
    • Gestión Turística
    • Sistemas Computacionales
    • Ingeniería en Desarrollo y Tecnologías de Software 

    Es importante mencionar que todos los programas educativos de licenciatura que oferta la FCyA C-I, se encuentran acreditados como programas de calidad por los organismos acreditadores autorizados por la Secretaría de Educación Pública (SEP). En el caso de la licenciatura en Sistemas Computacionales, la acreditación se logró en el mes de Enero de 2016, mientras que en el caso del PE de Gestión Turística, se logró la recertificación internacional por parte la Fundación Qual-Themis de la Organización mundial del Turismo, organismo afiliado a la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

    Con relación con los estudios de posgrado, en septiembre de 1984, el H. Consejo Universitario aprueba el proyecto curricular que contempla el plan de estudios de la “Maestría en Administración con enfoque a la investigación y la docencia”, originando la creación de la Coordinación de Estudios de Posgrado y la entonces escuela adquiere la categoría de Facultad de Contaduría y Administración. En 1992 amplía su oferta e imparte tres especialidades en las áreas de Fiscal, Finanzas y Administración de Personal, y las maestrías en Administración con enfoque en organizaciones y en Contaduría. A partir de 1997 se inician los programas de las Maestrías en Finanzas, Administración con formación en Organizaciones, Administración Pública y Contribuciones. En el año 2006 se realiza la restructuración curricular para conformar la oferta actual relacionada con la Maestría en Administración con Terminal en Organizaciones, Finanzas, Personal, Mercadotecnia, Dirección de Negocios, Administración Pública, Gestión y Planificación Turística, y Tecnologías de Información.

     

    Blvd. Belisario Domínguez km. 1081,
    Terán C.P. 29050 Tuxtla Gutiérrez

    http://www.fca.unach.mx/

    61 5 04 40

    Modelo Educativo y Acádemico de la UNACH

    El documento del Modelo Educativo y Académico de la UNACH, cuenta con cuatro capítulos. En el apartado del Modelo Educativo, se consideraron los siguientes capítulos con sus respectivos temas:

     

    Capítulo 1 denominado Marco de referencia: la Educación Superior en los escenarios del siglo XXI; se realiza un abordaje del contexto actual, del mundo globalizado y un entorno complejo situado en una sociedad del conocimiento. Estos complejos escenarios impactan en la concepción y funcionamiento de la Educación Superior, lo que exige proponer estrategias de intervención desde lo local, que impulsen soluciones a los problemas globales. En este capítulo se analizan los temas de la globalización, la complejidad y la sociedad del conocimiento, así como sus implicaciones en la Universidad y se describen los retos y demandas que este marco de referencia impone a la Educación Superior.

     

    El Capítulo 2 se aborda el contexto particular de la Universidad Autónoma de Chiapas, que como máxima casa de estudios en el Estado, cuenta con una historia y tradición que se suma a las reformas que la Educación Superior requiere en este Siglo XXI. Contar con un Modelo Educativo y Académico, implica considerar el contexto en el que está inmersa la Universidad, para facilitar la construcción de propuestas innovadoras, ajustadas a la realidad y necesidades de la Institución. En este capítulo se abordan los temas del Contexto de la Universidad, su Misión y Visión Institucionales, así como sus Principios y valores universitarios, elementos clave para la definición de la identidad universitaria.

     

    En el tercer Capítulo se incluyen los planteamientos que constituyen el Modelo Educativo de la Universidad, se explicita su propósito, que se refiere a “Orientar los esfuerzos de la comunidad universitaria con base en su ideal educativo y la articulación de las funciones sustantivas de Docencia, Investigación y Extensión, a fin de asegurar la continuidad de los procesos de transformación de los planes de estudio basados en competencias, la resignificación del rol docente y del estudiante, que se concreten en prácticas educativas innovadoras, que les permitan interiorizar los principios del paradigma educativo del siglo XXI”.

     

    Dentro de este último capítulo, también se consideran los fundamentos filosóficos, epistemológicos y psicopedagógicos, que sustentan el ideal educativo de la Universidad, enfocados a la formación del ser humano y profesional, que dan sentido a la construcción y socialización del conocimiento, orientan la vinculación con la sociedad global y local y permiten concretar el posicionamiento educativo que guía la formación de profesionales en distintos campos de conocimiento.

     

    La Universidad mantiene la visión integral de sus funciones sustantivas de Docencia, Investigación y Extensión, así como su función adjetiva de Gestión; para consolidar los planteamientos del Modelo Educativo en su labor de formación de profesionales con responsabilidad social, mediante un paradigma educativo centrado en el aprendizaje y la construcción de competencias.

     

    Las tres funciones sustantivas de Docencia, Investigación y Extensión universitaria (Molina Roldán, 2015), se consideran idóneas para atender por una parte, la formación integral de los estudiantes y por otra, las demandas y necesidades de cada región. Estas tres funciones se articulan a través de la función adjetiva de Gestión, que incorpora un enfoque integrador al trabajo de la Universidad.

     

    En el Modelo Educativo y Académico de la UNACH las tres funciones sustantivas y la función adjetiva, se conceptualizan de la siguiente manera:

    La Docencia se considera un proceso creativo, complejo mediado por la razón dialógica del pensar y construir conocimiento, que articula la enseñanza y el aprendizaje. Su intencionalidad fundamental es propiciar aprendizajes, individual y socialmente significativos, para contribuir a la formación de profesionales competentes en su campo disciplinar y su actuar ciudadano.

     

    La Investigación hace posible la comprensión de la realidad compleja y dinámica caracterizada por múltiples fenómenos de interconexión e interdependencia, para generar conocimiento pertinente que permita atender las necesidades y retos del entorno.

     

    La Extensión universitaria busca trascender las fronteras escolares para activar en los estudiantes una participación experiencial, crítica y reflexiva que los posicione en los contextos en los que habrán de desarrollarse de manera profesional y socialmente responsable.

     

    La Gestión como elemento integrador de la administración en la Universidad, implica factores fundamentales como la normatividad institucional, la nacional y la internacional; el principio de la rendición de cuentas y la transparencia; liderazgo académico y comunicación efectiva hacia la comunidad universitaria y al exterior (Martín Fernández, 2001).

     

    El Modelo Educativo y Académico de la UNACH considera cuatro dimensiones transversales inherentes a su intencionalidad educativa y que permean el quehacer universitario: Responsabilidad Social Universitaria, Innovación, Internacionalización y Calidad Educativa, que son de suma importancia en las visiones que la Universidad se ha planteado, pues aportan, desde sus propios objetivos y propósitos, al logro de las macro intenciones formativas y educativas de la comunidad estudiantil.

    Asimismo, en este documento rector se incluyen los aspectos nodales del proceso de enseñanza-aprendizaje y las condiciones idóneas, para cumplir con la intencionalidad educativa institucional. Por lo que se establecieron una serie de características que definen el posicionamiento de la Universidad para alcanzar la integralidad educativa: Centrado en el aprendizaje, Basado en competencias, Formación Integral, Flexible y Proceso de enseñanza y aprendizaje mediado por las Tecnologías de la Información y la Comunicación. 

     

    En el Capítulo 4, se aborda el Modelo Académico desde el cual se proponen directrices para la planeación, operación y evaluación académica de los planteamientos del Modelo Educativo (Escudero, 1981). De esta manera, el Modelo Académico define procesos, mecanismos, estrategias y líneas de acción que facilitan la operatividad del Modelo Educativo a través de las funciones sustantivas de Docencia, Investigación y Extensión, que contribuyen a la formación de profesionales de pregrado y posgrado.

     

    Este capítulo se dividió en tres apartados que corresponden a la gestión de cada una de las funciones sustantivas, con sus respectivas temáticas, La Gestión de la Docencia incluye la organización y funcionamiento del Modelo Curricular, directrices para el trabajo con Estudiantes y Profesores.

     

    En cuanto a la Gestión de la Investigación, se consideran las Líneas de Generación y Aplicación del Conocimiento (LGAC) en la UNACH; la relación entre Cuerpos Académicos y Docencia; la Investigación dentro del proceso formativo de los estudiantes.

     

    Por último, la Gestión de la Extensión que implica extender sus servicios, transferir tecnología, divulgar conocimiento y difundir la cultura, para la consolidación de una Universidad incluyente, multicultural y diversa, que forma profesionales útiles a la sociedad en el reconocimiento de sus características locales particulares.

     

    Con el Modelo Educativo y Académico, la Universidad Autónoma de Chiapas, busca mantener su liderazgo y reconocimiento social, al definir la educación que los unachenses deseamos alcanzar: una educación de calidad, con un uso extendido de las tecnologías y una oferta educativa pertinente y relevante, que posibilite aumentar la cobertura de la educación superior con equidad y a la vez, generar sinergias para fomentar una cultura de trabajo colaborativo, innovador, de alto impacto para el mejoramiento de la calidad de la práctica educativa, la consolidación de las comunidades de aprendizaje y el cumplimiento de la Misión y de las expectativas que la sociedad tiene depositadas en la UNACH.